Como cepillarse los dientes con un cepillo eléctrico

Seguro que algún día nos hemos preguntado, ¿me cepillo bien los dientes con un cepillo eléctrico? ¿cuál es su uso correcto?

En los últimos años se ha puesto de moda la utilización de cepillos de dientes eléctricos, frente a los manuales de toda la vida.

Puedes sacarle mucho partido si sabes cómo utilizar sus cabezales giratorios, capaces de limpiar no solo los dientes, sino también las encías (foco de muchas bacterias).

El cepillo eléctrico es de gran ayuda especialmente para los niños, que no suelen cepillarse con mucha fuerza, manteniendo más fácilmente una higiene dental imprescindible para evitar infecciones bucales.

Si utilizas un cepillo eléctrico, aquí te indicamos cómo usar correctamente este tipo de cepillos y qué hacer para su mantenimiento.

Pasos para cepillarse los dientes con un cepillo eléctrico:

  1. Lo primero que harás será mojar las cerdas del cepillo y aplicar la pasta de dientes en el cabezal.
  2. Acerca el cabezal a tus dientes y aprieta el botón de encendido de tu cepillo eléctrico, notarás como el cabezal comienza a vibrar ligeramente.
  3. Empieza a cepillarte los dientes ejerciendo una ligera presión.
  4. Las cerdas tendrás que mantenerlas a 45º grados al nivel de tus dientes evita inclinar el cabezal.
  5. Cepilla bien y párate especialmente entre un diente y otro.
  6. Comienza con los dientes frontales superiores e inferiores ejerciendo el angulo indicado para cepillar los dientes uno a uno, tanto por delante como por detrás.
  7. Continúa con los premolares, los molares y las muelas del juicio primero de un lado (siempre arriba y abajo) y luego del otro.
  8. Por último cepíllate también la lengua.

Este tipo de cepillos realizan entre 8.000 y las 4.000 oscilaciones por minuto por lo que se estima que con un cepillado de dos minutos es suficiente para tener una boca limpia de gérmenes y bacterias.

Cómo limpiar el cepillo de dientes eléctrico

Para mantener tu cepillo de dientes perfectamente limpio, debes cambiar periódicamente el cabezal y asegurar la limpieza correcta de tu cepillo de dientes eléctrico.

Y lo más importante no olvides tu revisiones periódicas a tu dentista.